martes, 25 de diciembre de 2012

Crimen en directo - Camilla Läckberg

Últimamente mis reseñas son monotemáticas. De nuevo vengo con otro libro de Camilla Läckberg, esta vez, "Crimen en directo".

La ciudad costera de Fjällbacka vuelve a ser el escenario de misteriosos crímenes que requerirán todo el ingenio y el tesón del comisario Patrik Hedström para ser resueltos. Camilla Läckberg introduce magistralmente el tema de la telerrealidad en su trama policíaca, mostrando cómo el afán por la audiencia a cualquier precio puede tener funestas consecuencias.

Patrik y Erica siguen disfrutando de su idilio en el pueblo de Fjällbacka, ahora acompañados por su bebé, la pequeña Maja, que ya tiene ocho meses. Mientras la joven pareja está plenamente volcada en los preparativos de su próxima boda, los asuntos en la comisaría, donde Patrik trabaja, siguen su curso rutinario.

Pero el alcalde reúne al pleno del ayuntamiento para anunciar la llegada a Tanum de un equipo de televisión para filmar un reality-show bastante escandaloso llamado «Fucking Tanum» que, supuestamente, debería reportar unos jugosos beneficios a la población y que va a suponer en realidad una auténtica pesadilla.


Poco después, Patrik debe investigar la muerte de una mujer, víctima de un accidente de tráfico. Aparentemente la mujer bebió más de la cuenta, pero a Patrik le llaman la atención unas extrañas marcas en el cuello de la víctima y descubre muy pronto que existe una misteriosa relación entre ese crimen y otros asesinatos que tuvieron lugar en el pasado en distintos lugares de Suecia.

Al lado de todos los cuerpos había una página del cuento infantil Hansel y Gretel. Mientras tanto, el productor del programa, consciente de que a mayor escándalo,mayor índice de audiencia, alimenta los conflictos entre el grupo de participantes.

El libro comienza desplegando dos tramas bastante diferentes: por un lado, Marit, una vecina del pueblo aparece muerta tras un ¿accidente? de coche y por otro lado, los participantes de "Fucking Tanum" llegan a Tanum para grabar un reality. Imaginaos el juego que pueden dar un grupo de jóvenes a lo Jersey Shore en un pueblo tan pequeño y más aún si hay quien se encarga de meter cizaña entre unos y otros. La audiencia lo es todo, ¿no? Tal es el punto, que una de las participantes muere en extrañas circunstancias. 

En los libros de Camilla Lackberg está claro que nada es lo que parece y además, al leer nunca sabemos hasta que punto las cosas están relacionadas hasta que de verdad lo confirman. 


Por supuesto, añado este libro a la lista de recomendaciones junto al resto de libros de Lackberg.


Para terminar, dejo algunas imágenes de Fjallbacka, el pueblo dónde ya sabéis, transcurren las historias de Camilla. Un pueblo prácticamente idílico que en mente de la escritora se convierte en todo lo contrario.

Como curiosidad, la iglesia que vemos en las fotos, particularmente en la última, es la famosa iglesia del pueblo donde contraen matrimonio Erika y Patrick.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada